Ingleses con zapatos en la boca

  Sí, aquel que haya leído el título de esta entrada no está viendo visiones. Resulta, chicas, chicos y ángeles caídos, que se ha demostrado científicamente que los anglosajones poseen un zapato de marca en la boca. ¿Por qué, alguien se estará preguntando? Porque no se entiende nah de lo que dicen.

  Si alguna vez habéis hecho un listening sabréis de lo que os hablo. Hoy, por ejemplo, he hecho el examen oficial en la EOI y me he dado cuenta de que en los reportajes de telenoticias como la BBC o la CNN se les exige a los reporteros o presentadores un acento muy cerrado, hablar tan rápido que parecen el calvo que salía a veces en Aquí No Hay Quién Viva y, por supuesto, un zapato (por no decir otras cosas...) en la boca. ¿Para qué? Para joder a todo aquel que se presenta. Lo digo en serio: vas al examen con la esperanza de que será más o menos como has estado practicando, pensando que, como escuchas música en inglés y ves vídeos con/sin subtítulos en donde salen tu/s ídolo/s, te vas a enterar de todo a la primera, y creyendo que la persona a la que vas a escuchar pronuncia perfectamente. Entonces, te llevas el mayor chasco del mundo cuando te sientas, empieza el tío o la tía esa de la televisión a hablar y tú te quedas con tal cara de imbécil que hasta molaría fotografiarte. En ese momento, piensas: ¡¿y por qué he estado viniendo a clase si esto es más difícil?!

  Por si fuera poco, a veces salen personas de otros países hablando en su idioma (vamos a poner el caso de un chino que está explicando que no caga bien porque come mucho arroz) y, por encima, se escucha la voz del reportero. A mí, si me ponen a un tío hablando en su idioma y no me entero de lo que habla, pues me entra la risa. ¡¿Los que hacen los puñeteros exámenes no se dan cuenta que eso distrae mucho y que, si ya te cuesta concentrarte en una voz, que te pongan la de otra persona es el acabose?! Lo único bueno es que hay diferentes niveles de dificultad y hace mucho de dónde proviene la persona que habla. Pero preferir un inglés de Inglaterra que uno de Canadá o así va a gustos. Y lo mismo ocurre con, por ejemplo, el español de España y el de Argentina.

  ...Malditos listenings que ponen a conciencia para fastidiar la existencia de la gente...

  Seguro que esto no solo pasa con inglés. Los franceses, los alemanes y los rusos se van a atragantar con tanta "eggghe" y demás. Y estoy casi convencida de que ellos piensan lo mismo en sus clases de español. Los castellanos, por ejemplo, diríamos: "¡¿pero qué cojones está diciendo este pavo?!"; en cambio, ellos en inglés dirán: "what the fak is this shit, madafaca?!" o algo por el estilo.

  ¡Por esto y mucho más, quiero reivindicar que en los listenings, el hombre o la mujer que salga, deje de ponerse un zapato en la boca cada vez que vaya a hablar! A no ser que quieran que a los más desafortunados nos salga la prueba como el ojete... En ese caso, ¡seguid así, creadores-de-exámenes-majos! :)


Comentarios

Entradas populares de este blog

20 Series Tag

Take on the World

«Just be who you are»