Vegan life


¡Holo, ángeles caídos!

Esta vez os traigo un tema que me mina bastante la moral. Se trata de lo pesada que puede ser una persona vegana. Antes que nada, quisiera añadir que esto va para una chica en concreto que no creo que lea esto, por tanto, no te des por aludid@. No quiero dañar tu sensibilidad, y agradecería que escribieses un comentario con tu opinión.

Respeto la forma de vida que tienen los veganos y demás. Me parece genial que no coman carne por la grasa o simplemente por los animales; sin embargo, me fastidia bastante que algunos de ellos critiquen a l@s que sí que comemos carne. Cada uno tenemos un punto de vista diferente y hacemos con nuestra vida lo que queremos y podemos; así pues, ir juzgando a los demás, en cualquier ámbito, es una pérdida de tiempo. Por eso mismo, decir que "te conviertes en una bestia por comer a un animal muerto y probablemente maltratado" ya es cruzar la línea. ¿Acaso los que comemos carne estamos todo el día promoviendo ese consumo y criticando el opuesto? NO. Porque a muchos nos da igual lo que ingieran los demás.

Yo, por ejemplo, tengo tres amigas veganas y no me quejo. Es más, ojalá fuera como ellas, pero apenas me gusta la verdura y odio la ensalada, aunque debo añadir que no hay muchos tipos de carne o pescado que me gusten.

Por otro lado, hay gente que debe comer carne porque sino podría enfermar. Al mismo tiempo, matizo que no por rechazar la carne significa que seas una persona sana, ya que puedes inflarte a chocolate o no hacer nada de deporte. Y si de verdad eres san@ por tu dieta sin grasas animales, nada de carbohidratos y porque haces ejercicio, ¡te felicito! Toma, un pin. Mientras, yo me voy a la panadería a una empanadilla de atún recién hecha.

Con esto quiero dejarle claro a cierta chica que estoy más que harta de sus parrafadas sobre "lo horrible que es el consumo de animales muertos" y "el absurdo y psicopático hábito de beber leche de una vaca", que me importa bien poco lo que vaya a cenar aunque sea "#healthy #vegan life" y que me parece perfecto que se pregunte por qué comemos cerdo y no perro. Y estaréis pensando: "si tanto te molesta, ¿por qué no la ignoras?". Es que no puedo; me pone negra porque lo que intenta es imponer su estilo de vida sobre todos los demás y eso, ángeles caídos, es una dictadura no-política. 

HOLA, ME LLAMO SURI HELYER Y DISFRUTO CON CROQUETAS DE POLLO Y CANELONES DE CARNE. SIMPLEMENTE, DÉJAME COMER LO QUE ME SALGA DE LAS ALAS. DE NADA.


PD: Chica, hazte un blog.

Comentarios

Entradas populares de este blog

20 Series Tag

Take on the World

Follow You